¿ Quien soy yo?

Esta es una de las preguntas más poderosas  que llegan a nuestra conciencia en cualquier momento de la vida, cuestionándonos con base a creencias, culturas, experiencias y tantas otras variables que pueden afectar esa percepción del  ser maravilloso que habita en nosotros.

 Ese ser del que apenas estamos tomando conciencia en este acelerado mundo con su  ritmo asfixiante,   que tantas veces no nos da tiempo para evaluar la experiencia de la existencia, para hacer ese alto en el camino de la vida, que nos invite a cuestionarnos si lo que somos y hacemos es realmente lo que somos y queremos o posiblemente,  hasta que a ese ser nuestro llegen pequeñas luces que nos permitan ver y cuestionarnos por horizontes diferentes en los que podría haber otras múltiples opciones de ver, sentir y experimentar la existencia. (ver articulo LUCES EN EL CAMINO)

El compartir que me estas permitiendo al leer estas líneas, posiblemente ya lo has experimentado, o leído en muchos otros valiosos escritos en los que cada autor expresa su forma de ver esta experiencia, dejándote en libertad de tomar de estas palabras, aquella con la que encuentres mayor identidad o porque no, mayor cuestionamiento con tu propia experiencia.

Al igual que tú sigues ahora mis líneas e ideas, he encontrado también cuestionamientos de otros seres que creo han hecho valiosos aportes, como los planteamiento hechos por Immanuel Kant en sus obras “CRITICA DE LA RAZON PURA, CRITICA DE LA RAZON PRACTICA” en las que nos invita a cuestionarnos ¿quién es el que se hace estas preguntas? y otros poderosos interrogantes; igual he encontrado valiosos aportes en obras de Eckhart Tolle y su obra “UNA NUEVA TIERRA, EL PODER DEL AHORA”; Wayne Dyer con la sensibilidad que nos compartió como un ser de Luz, por citar algunos.  Creo que todos tienen su realidad vista desde diferentes ángulos, pero con una misma experiencia, el SER, el reconocernos; así pues mi invitación es a que encuentres tus propias respuestas, mejor aún, a que te plantees nuevas preguntas.

En mi humilde reflexión quiero invitarte a tener en cuenta uno de los múltiples aspectos que nos evidencian, como el darnos la oportunidad de concebir las cosas desde otro punto de vista y como esto puede abrirnos a nuevas oportunidades, nuevas experiencias que determinan la diferencia.

Y este ejemplo es el universal paradigma que por mucho tiempo tuvo la humanidad al concebir que la tierra era plana y solo hasta que alguien se atrevió a lanzarse a navegar con otro concepto abrió un camino a nuevas tierras, a nuevas riquezas.  Con esto quiero decirte que incluso en nuestra propia experiencia de vida, podemos recordar como muchas cosas que dábamos por ciertas en una etapa, las cuestionamos o cambiamos a otra postura o interpretación en otra etapa diferente.

¡Yo soy lo que creo que soy!, en esto encuentro congruencia en las palabras de Henry Ford “Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estas en lo cierto”.

Como un apasionado de las neurociencias y muchas otras disciplinas de apoyo, como la programación neurolingüística entre otras, se plantea como la mente moldea nuestro cerebro (planteado ya por Santiago Ramón y Cajal premio nobel de fisiología y medicina en 1906) y por encima de estos, esta esa conciencia suprema o “espíritu” de hecho motivándome a escribir el documento “el poder de un pensamiento” (te invito a leerlo en nuestra web) encontrando allí, como somos un ser integral y complejo con un potencial inmensurable.

Rescato de allí, como en la medida que avanza los conocimientos se trasluce el poder de algo superior a nosotros mismos, llámalo Dios (siendo para mí una expresión que acojo), llámalo energía del universo o cualquier expresión que te permita asimilar, tenemos la opción de aceptar ese poder supremo que ya existe en nosotros.

Creo que a todos nos ocurre cuestionarnos “quienes somos”, esperando que prestemos atención y tomemos acción, y refiero tomar acción no en “tener que” sino en permitirte la oportunidad de sentir y escuchar esa música interior que suena en el universo, expresada con palabras muchas veces con las que tal vez se nos facilite el camino, palabras comoAmor, amor en su contexto más amplio, amor por la vida, amor por nosotros mismos para poder proyectar igualmente este amor a quienes nos acompañan en el camino. Creo que solo así y liberándonos de tantas corazas que día a día nos ponemos encima, podremos encontrar respuestas, dejando fluir esta experiencia.

En un contexto más espiritual que religioso creo que muchas veces podemos ver como muchos seres brillan aun en la distancia iluminándonos con su luz, invitándonos a dejar fluir la nuestra, o a convertirnos en el instrumento que la refleja.

No es extraño encontrar en la literatura cuando se intenta descubrir ese ser interior, la divinidad puesta en nosotros que nos permite en algún momento tomar conciencia de ello, sentir la presencia de seres maravillosos de los que muchos veces tenemos la experiencia de persibir su presencia.

También en el plano terrenal, en aquellos ángeles que con forma de personas se manifiestan en nuestras vidas en los momentos más duros de la existencia, llenándonos de esperanza y fuerza para continuar en nuestro camino. De igual modo, poco a poco encontrar ese ángel interior que puede emerger de nuestro ser para tomar conciencia y convertirnos en instrumentos de luz para muchos, que tantas veces al igual que nosotros, pierden el rumbo en el camino.

Es tiempo pues de romper moldes, de brindarnos la libertad de sentir y considerar sin condicionamientos la oportunidad de ver más allá de la “lógica” cómo el sentido de la vida ya puede estar en nosotros, en lugar de buscarle un sentido a la vida, para dejar que se manifiesten tantas bendiciones que hay en nuestro entorno, las que perdemos de vista por estar atemorizados, adoctrinados, mecanizados en una sociedad de lo urgente, cuando podríamos prestar más atención a descubrir ese universo interior para lanzarnos a la aventura de redescubrir “quien soy yo”, pues puedo ser, si creo que soy.

Te envío un fuerte abrazo

 

Autor: Alfonso de Jesús Vanegas Ospina

Coach Profesional en Neurocoaching

Aprendiz permanente

Autor del libro: Motivantes Herramientas Emocionales TPR




GRACIAS por regalarte este momento, si lo deseas compartenos  que te aporto y como te parecio esta produccion al final de este link, o en Facebook click AQUI

Puedes apoyar mi labor con Criptomonedas en el siguiente carrito:


Guardar

Publicado por

[email protected]

Me describo como persona emprendedora con iniciativa, con energía positiva y motivacional, con capacidad de gestión, consciente de la importancia de la inteligencia emocional, entusiasta dispuesta a aceptar los retos que enriquezcan aún más mi vida personal y profesional. (Autor del libro “Motivantes Herramientas Emocionales TPR”). Coach Profesional, Especialista S.O. Ing. Aprendiz permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *